Dirección General: Jesús Rivera Zúñiga

Migrantes: Entre la esperanza, la promiscuidad y la violencia

Por Jesús Rivera


Reynosa, Tamaulipas. Aquí, a solo unos pasos del río Bravo, miles de migrantes viven entre la esperanza de obtener la visa humanitaria en los Estados Unidos, la promiscuidad que produce el hacinamiento en condiciones infrahumanas y la violencia generada por grupos violentos.

Para conocer más de cerca la situación que atraviesan los migrantes en la frontera norte de Tamaulipas, funcionarios del nuevo Gobierno estatal sostuvieron la Primera Reunión Interinstitucional de Trabajo para la Atención del Migrante en Tamaulipas, teniendo como sede el albergue Senda de Vida I.

Asistieron, entre otros, el Subsecretario de Gobierno, Tomás Gloria Requena, el Presidente Municipal de Reynosa, Carlos peña Ortiz, la Presidenta de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, Olivia Lemus, el Director del Refugio de Migrantes Senda de Vida, Héctor Silva De Luna, representantes de Migración y de organismos no gubernamentales de México y Estados Unidos.

Cada una de esas instancias expuso la problemática que, desde su punto de vista, afecta directamente a los migrantes procedentes de Centroamérica, Haití, Ucrania y Rusia, así como familias desplazadas de Michoacán que vienen huyendo de la narcoviolencia.

En esta primera reunión del grupo interinstitucional se acordó trabajar de manera coordinada para solventar los problemas más graves que afectan a la población migrante y dar seguimiento a los acuerdos tomados.

El Presidente Municipal de Reynosa, Carlos Peña, reiteró la intención de su Gobierno de construir un tercer albergue. Incluso, poco antes de concluir la reunión, una persona tomó la palabra para ofrecer un predio para tal propósito.

VIOLENCIA DENTRO Y FUERA

El Presidente de la Asociación Internacional de los Derechos Humanos (AIDH), Fortino López Balcázar, comunicó al Subsecretario Tomás Gloria Requena que la principal preocupación, en este momento, es el tema de seguridad, ya que existen grupos delictivos de los propios migrantes al interior y por fuera de los albergues.

Para reforzar lo anterior, el Director de la Casa del Migrante, Héctor Silva, mostró un balde repleto de cuchillos de cocina y otros objetos punzo cortantes que han sido recogidos a los migrantes antes de ingresar a ese recinto.

GRANJAS AGRÍCOLAS Y GANADERAS

Entre las formas que algunos de los asistentes plantearon para mitigar las condiciones de pobreza y promiscuidad en que viven los más de diez mil migrantes en esta frontera, se propuso la creación de una granja agrícola o ganadera, en la que pudieran incorporarse y ser productivos, en tanto esperan la solicitud de asilo en los Estados Unidos.

La AIDH consideró necesario, por lo pronto, brindar mayor seguridad en el interior y exterior de los refugios Senda de Vida I y II, debido a las condiciones de violencia que prevalecen y que las tres instancias de Gobierno participen con más recursos económicos para la atención de esta problemática.

Por su parte, la Presidenta de CODHET, Olivia Lemus, planteó la necesidad de establecer estrategias que puedan evitar violaciones graves a los derechos humanos.

“Hoy por hoy estamos viendo una problemática que no veíamos en el 2005, que no veíamos en el 2010, que no veíamos en el 2012 y la situación nos indica que muy pronto vamos a tener problemas más graves con el tema migratorio por el cambio climático”,-refirió.

Al término de la reunión, los funcionarios y representantes de organismos realizaron un recorrido por las distintas secciones del albergue Senda de Vida I.

Pudieron observar las condiciones en que viven miles de personas asiladas en ese lugar, bajo pequeñas tiendas de campaña, con servicio de comedor, sanitarios y baños.

En contraste, fuera de esas instalaciones, miles más han levantado improvisadas casuchas que no los protegen contra las adversidades del clima.

Momentos después se trasladaron hasta el refugio Senda de Vida II, ubicado a unos 300 metros del primer albergue, donde la situación es aún peor.

Compartir en Redes Sociales