Dirección General: Jesús Rivera Zúñiga

Migrantes viven en condiciones inhumanas: AIDH

Por Jesús Rivera


Reynosa, Tamaulipas. Como dice el dicho: “Sales de Guatemala para entrar a Guatepeor”. Así, miles de migrantes que vivieron durante un año hacinados en la Plaza de la República de esta fronteriza ciudad, ahora están en condiciones aún más precarias, agobiados por la promiscuidad, la delincuencia, conatos de violencia y pésimas condiciones sanitarias.

La semana pasada, el Presidente de la Asociación Internacional de Derechos Humanos para la Defensa, Difusión, Promoción y Observancia, A.C., en forma conjunta con el Director del refugio de migrantes Senda de Vida I, Héctor Silva De Luna, solicitaron la intervención de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, mediante un oficio que acompañaron con fotografías y testimoniales, para que la Guardia Nacional instale una caseta o módulo de vigilancia permanente, toda vez que han surgido conatos de violencia y existe la presunción de que hay grupos de la delincuencia organizada que operan entre ellos.

El día de hoy, enviaron un nuevo oficio, pero esta vez dirigido al Regidor del Ayuntamiento, Juan González Lozano, titular de la Comisión de Seguridad Pública del Cabildo, para solicitar que por medio del Cabildo, se haga la solicitud formal a las autoridades competentes.

“Por medio del presente ocurso,-indica el escrito- comparecemos a solicitar su apoyo urgente para que por su conducto, gestione ante las autoridades de los tres órdenes de Gobierno todo tipo de ayuda particularmente para que atiendan la problemática relacionada con la seguridad pública que existe en los albergues Senda de Vida 1 y 2 y sus alrededores”.

Por tratarse de gestiones humanitarias, solicitaron a los integrantes de esa Comisión del Cabildo que en un plazo de 15 días se emitan oficios dirigidos a las autoridades correspondientes para que consideren implementar programas de seguridad, como la instalación de una caseta permanente de vigilancia en las cercanías del Albergue Senada de Vida I.

Se incluyen fotografías donde se aprecian las condiciones infrahumanas en que viven los migrantes de varias nacionalidades, pero principalmente haitiana, quienes viven bajo casuchas construidas con tablas, cartón y lonas de vinil, así como la gran cantidad de basura que están generando en las márgenes del río Bravo y la posible presencia de grupos delictivos.

Compartir en Redes Sociales