Dirección General: Jesús Rivera Zúñiga

Tecnología lleva al olvido a los juguetes tradicionales

Por Jerry Zu


Reynosa, Tamaulipas. Hoy, los niños y jóvenes cuentan con un arsenal de aparatos y gadgets para jugar, distraerse o simplemente pasar el rato, pero antes todo era muy diferente.

Doña Petra García Martínez, empleada desde hace 40 años de la tienda Guitarras y Curiosidades de Reynosa, ubicada en el local 23 del tradicional Mercado Zaragoza, añora aquellos tiempos en que los padres iban a comprar a sus hijos otro tipo de juguetes.

Los juguetes de antes no tenían botones, ni eran recargables, ni se conectaban por wi fi, sino que funcionaban a base de cuerdas, con la fuerza física o con ingenio.

Trompos, baleros, yo-yos, pirinolas, toma todos, lotería, canicas de todos los colores y sabores hacían las delicias de chicos y grandes.

A pesar del avance de la tecnología, doña Petra asegura que de vez en cuando todavía se ve que algunos padres de familia vienen al mercado y preguntan por algún juguete tradicional que llevan a sus hijos, recordando tal vez  lejanos tiempos de su infancia.

“Los niños están muy mal ahora,-dijo. Están idos de la mente con la tecnología. Están todo el día con el celular, con las redes sociales. Les hace más daño porque su cerebro se lo están perjudicando”.

-¿Qué es lo que más compran?

-El trompo, el balero y el yo-yo. El trompo es de 30 pesos, el chico, el más grande de 50. Tengo el yo-yo en 50 pesos y el balero en 75.

-¿Qué es lo que usted recomienda a los padres de familia?

-Que les inculquen a sus hijos los juegos sanos. Que jueguen al trompo, a las canicas. Nosotros, cuando crecíamos, jugábamos al bebeleche, a los caballitos, a los encantados, a la “roña”. Todo eso jugábamos y estábamos sanos, todos.

-¿Por qué ya no se usa todo eso?

-Por la tecnología y que los padres dejaron a los chamacos que hicieran lo que ellos quieren.

En la escuela, los niños y jóvenes salen al recreo, pero ya no se van a correr, a brincar o a hacer algún esfuerzo físico, sino que el tiempo se les va en las redes sociales, viendo videos en Tik-Tok.

“Van a una fiesta con la familia y están con el teléfono. Nosotros no. Nosotros íbamos a un baile y nos poníamos a bailar”,-agregó.

-Antes se jugaba al trompo y a las canicas…

-¡Ahhh! Jugaban mucho los niños con el trompo y las canicas. Ahora ya no juegan ni con la pelota.

Compartir en Redes Sociales