Dirección General: Jesús Rivera Zúñiga

Al Vuelo-Némesis

Por Pegaso


Némesis, en la mitología griega, era la diosa de la justicia retributiva, la solidaridad, la venganza, el equilibrio y la fortuna. Castigaba a los que no obedecían a aquellas personas con derecho a mandarlas y, sobre todo, a los hijos que no obedecían a sus padres.

La palabra se usa actualmente para designar a una persona que es enemiga acérrima o mortal de otra, por ejemplo, el némesis de Supermán es Luthor, el de Batman es El Guasón, el del Hombre Araña es el Dr. Pulpo, el de Thor es Loki y así, sucesivamente.

Cada político también tiene su némesis, y en Tamaulipas, el némesis o la némesis de Cabeza de Vaca se llama Maki Ortiz.

Con una trayectoria casi paralela dentro del Partido Acción Nacional, ambos han ocupado cargos públicos de gran relevancia.

Francisco empezó su carrera en 1998, cuando fue precandidato a la Presidencia Municipal. En 1999 se vuelve miembro activo y en el 2000, fue coordinador de la Organización Amigos de Fox en la Zona Norte del Estado. Ese mismo año se postuló como candidato a diputado federal por el II Distrito de Reynosa, y se convirtió en el primer legislador de la oposición en ese distrito.

En el 2003 buscó por primera vez la candidatura al gobierno de Tamaulipas, pero ésta fue obtenida por Gustavo Cárdenas Gutiérrez.

En el 2004 fue candidato a la Presidencia Municipal de Reynosa y con 54.9% de los votos, se convirtió en Alcalde para el período 2005-2007.

En 2009 manifestó su intención de buscar por segunda vez la gubernatura para las elecciones estatales del 2010, pero debido a las condiciones de inseguridad, el PAN se decidió por José Julián Sacramento, quien a su vez perdió contra el candidato del PRI, Egidio Torre Cantú, por 2 a 1.

Cabeza de Vaca se postuló en 2012 para la senaduría por Tamaulipas, ganando la elección con el 38.6% de la votación, dejando en segundo lugar al exgobernador Manuel Cavazos Lerma.

Ocupó la Dirección General de CORETT de manera intermedia, mientras se preparaba para participar en el proceso interno de su partido en busca de la gubernatura de Tamaulipas, por tercera ocasión.

El 5 de junio del 2016 fue elegido gobernador, al derrotar al priísta Baltazar Hinojosa Ochoa. Por primera vez en 86 años, un partido opositor ocupó ese importante puesto.

Por parte de Maki Ortiz, ella se afilió al PAN en 1994.

En 2001 fue elegida regidora durante la Administración del priísta Serapio Cantú Barragán, cargo que desempeñó hasta el 2003.

Ese año fue candidata del PAN a diputada federal por el Distrito 02, obteniendo el triunfo.

En el 2006 se sumó al gabinete del Presidente Felipe Calderón Hinojosa como Subsecretaria de Integración y Desarrollo de la Secretaría de Salud.

En 2012, Maki se postuló como precandidata a senadora por Tamaulipas, pero la candidatura la ganó Francisco García Cabeza de Vaca. En esa ocasión, Ortiz Domínguez acusó a Cabeza de Vaca de “actividades de promoción del voto contrarias a la norma”, las cuales afectaron el resultado final de la contienda interna.

El Comité Directivo Estatal del PAN descartó anular el proceso, como exigía Maki, pero se le otorgó la candidatura al Senado en segunda fórmula. Ambas fórmulas obtuvieron el triunfo.

En 2016, Ortiz Domínguez solicitó licencia indefinida como senadora para buscar la candidatura del PAN a la Presidencia Municipal de Reynosa por primera ocasión, ganando el proceso electoral para fungir como alcaldesa en el período 2016-2018.

En el 2018 solicitó al Cabildo licencia para buscar la reelección y lo logró, con un holgado margen.

En ese mismo año decidió abandonar el PAN por considerarlo misógino y antidemocrático, y participó en el proceso interno del partido MORENA para la gubernatura de Tamaulipas, donde fue superada, tras un controvertido proceso, por el actual candidato Américo Villarreal Anaya.

Carreras similares, pero definitivamente, Maki y Francisco son como el agua y el aceite.

Fuera de la candidatura al senado que perdió frente a Cabeza de Vaca en el 2012, éste último no le ha ganado una sola pelea en los años sucesivos.

Desde que la ojiverde política reynosense asumió el primer mandato como Presidenta Municipal en el 2016, hubo ataques sistemáticos hacia su administración por parte del gobernador.

Durante mucho tiempo, Cabeza de Vaca trató de descarrilar su gobierno sin lograrlo, contando con la ayuda de regidores afines a sus intereses, pero no lo logró.

En 2011, durante las elecciones para Alcalde, donde MORENA postuló a Carlos Peña Ortiz, hijo de Maki Ortiz, hubo una acentuada persecución política e incluso, amenazas de muerte.

Hoy se enfrentan nuevamente en la arena política.

Cabeza de Vaca ya empezó a usar todas sus triquiñuelas, empezando con recursos económicos del gobierno, los cuerpos de policía, la Fiscalía General de Justicia del Estado y al IETAM.

La incorporación de Maki Ortiz a la campaña del candidato de la alianza “Juntos Hacemos Historia” permitirá de alguna manera neutralizar toda la guerra sucia a que está acostumbrado el gobernador, porque la ex alcaldesa de Reynosa le sabe todas sus mañas.

Dicho lo anterior, los dejo con el refrán estilo Pegaso: “A fin de que la herramienta triangular provoque presión, necesariamente debe estar constituida por similar materia prima”. (Para que la cuña apriete debe ser del mismo palo).