Dirección General: Jesús Rivera Zúñiga

En Corea del Norte, ya les llegó el agua a los aparejos

Seúl, Corea del Norte. (De las redes sociales). Los gobernantes de Corea del Norte pensaron que por estar tan aislados los virus como el covid-19 no habrían de atravesar sus fronteras. Sin embargo, como en el cuento de Poe, “La máscara de la muerte roja”, el coronavirus ha llegado al que parece ser el último rincón de este planeta. Se reporta que diariamente se presentan cientos de contagiados por la variante Omicron del coronavirus. Según KCNA, 42 personas han muerto hasta la fecha, se han registrado 820 mil 620 casos de fiebre y al menos 324 mil 550 personas están recibiendo tratamiento médico.  

El único remedio que el gobierno ha propuesto es una severa cuarentena, sin embargo, Omicron es una de las variantes más contagiosas, que en todos los países ha sido controlada gracias a las vacunas. Sin embargo, el sistema de salud de Corea del Norte es muy ineficiente y hasta el momento no hay vacunas en este país.  

El líder norcoreano Kim Jong Un, ha reconocido esta emergencia, aunque ha dicho que esta fiebre sólo ha provocado “grandes turbulencias”. 

SERÁ UN GRAN DESASTRE

Kim anunció una batalla total para abordar la propagación del virus durante una reunión de emergencia.

La medida se produce después de que se confirmaran los primeros casos, aunque los expertos creen que el virus probablemente ha estado circulando durante algún tiempo.

Se teme que un brote importante pueda tener consecuencias nefastas en Corea del Norte.

Su población, de 25 millones, es vulnerable debido a la falta de un programa de vacunación y un sistema de salud deficiente.

Y el sábado, los medios estatales informaron que ha habido medio millón de casos de fiebre inexplicable en las últimas semanas. El país tiene una capacidad limitada para hacer test de Covid-19, por lo que la mayoría de los casos no están confirmados.

La cifra marcó un aumento importante en los números dados unos días antes, lo que podría proporcionar alguna indicación de la escala del brote en Corea del Norte.

“La propagación de la epidemia maligna es [la mayor] agitación que ha caído sobre nuestro país desde la fundación”, dijo Kim, citado por la agencia oficial de noticias KCNA.

Culpó de la crisis a la incompetencia burocrática y médica, y sugirió que se pueden aprender lecciones de la respuesta de países como China.

Kim Jong-un convoca una reunión de respuesta a Covid el 12 de mayo

Compartir en Redes Sociales