Dirección General: Jesús Rivera Zúñiga

Américo Villarreal Guerra, un caballero de la política

Por Jesús Rivera

Reynosa, Tamaulipas. Américo Villarreal Guerra fue titular del Poder Ejecutivo Estatal del 5 de febrero de 1986 al 5 de febrero de 1993.

Quedó en el recuerdo de los habitantes de este Estado como uno de los mejores Gobernadores que ha tenido Tamaulipas, aunque para el abogado y notario público Jacinto Flores Peña, sin duda fue el mejor.

Después de él, vinieron un gobernador tras otro, a cual más malo: Manuel Cavazos Lerma salió bajo el estigma de la sospecha, al haber dilapidado una fortuna en su fallido proyecto del canal intracostero.

A Tomás Yarrington Ruvalcaba le echaron el guante en Italia, tras comprobarse su relación con la delincuencia organizada.

Eugenio Hernández Flores apenas libró una acusación, pero sigue pendiente un segundo proceso por corrupción y asociación delictuosa.

Egidio Torre Cantú, por su parte, tuvo que desterrarse a Nuevo León, después de una desastrosa y corrupta administración.

Y el actual, Francisco García Cabeza de Vaca, está en la cuerda floja, acusado por delitos fiscales, asociación delictuosa y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

FUE UN CABALLERO DE LA POLÍTICA

Jacinto Flores Peña, ataviado con elegante traje de marca color gris claro, con finas rayas blancas, pañuelo rojo, a juego con los vivos de su camisa, un vistoso moño, sombrero de fieltro y lentes con armazón dorado, no oculta su admiración hacia el exgobernador Américo Villarreal Guerra, con quien colaboró y que este 2022 cumple doce años de fallecido.

-¿Cómo fue trabajar con el Ingeniero Américo Villarreal Guerra?-se le preguntó.

-Definitivamente, fue un gran orgullo, una satisfacción y un privilegio el haber colaborado con el ingeniero Américo, que antes de político era una fina persona, todo un caballero y realmente nos distinguía con su buen trato, no solo a sus subordinados, sus colaboradores, sino en general, a toda la ciudadanía. Para mí, definitivamente fue el mayor honor y privilegio haber trabajado con él.

-Una persona muy afable, ¿no?

-Muy afable, muy sencillo, muy humilde…

-¿Fue buen político?

-Buen político, pero deveras, como te decía ahorita, todo un caballero, en toda la extensión de la palabra. Definitivamente, muy honrado, muy privilegiado de haber sido su subordinado.

-¿Qué puestos tuvo usted durante su Administración?

-Bueno. Yo trabajé todo el sexenio con él. Empecé como Contralor Interno de la Procuraduría (General de Justicia del Estado), después Director General de Control de Procesos, posteriormente Subprocurador General de Justicia y al final, Director General de Prevención y Readaptación Social, Medidas Tutelares y Auxilio de las Víctimas del Gobierno del Estado, lo que se conoce ahora como Director de los CERESOS.

-¿Qué semejanzas encuentra entre el Ingeniero Américo Villarreal Guerra y su hijo Américo Villarreal Anaya, quien ahora será el candidato de MORENA al Gobierno del Estado?

-Bueno. Al doctor Américo Villarreal Anaya poco lo he tratado, pero por lo poco que hemos conversado y en una reciente visita que estuvo aquí, en la ciudad, hace cosa de dos o tres meses, definitivamente heredó los genes de su señor padre y de su mamá, doña Beatriz Anaya, que también me tocó conocerla y tratarla durante las convivencias que tuvimos, cuando ella nos hacía el favor de acudir a los penales a inaugurar cursos educativos o centros de capacitación para los internos. Yo creo que es la conjugación de dos finas personas que en él han consolidado un ser humano dotado de muchas virtudes y cualidades, y que yo creo que de llegar a la gubernatura dará gran beneficio a toda la entidad, como su señor padre, que indudablemente, puedo decir con certeza y es de fama pública que ha sido el mejor gobernador durante los previos cincuenta años. No ha habido otro que se le equipare, por su don de gentes, pero además, por todos los resultados que dio a la entidad durante su gestión.

-Si en usted estuviera, licenciado, ¿qué recomendaría para implementar en Tamaulipas, en el área suya, la de justicia, no solo a Américo Villarreal Anaya, sino a cualquier otro candidato?

-Más que legislaciones, más que normas, yo creo que debe ser muy selectivo en las personas que van a encargarse tanto de procurar como de administrar justicia. Estoy hablando en el ámbito legal. Deben ser personas muy capaces, muy experimentadas, muy honestas y totalmente ajenas a vínculos con la delincuencia organizada. Desgraciadamente ese es el cáncer que estamos padeciendo no solo en Tamaulipas, sino en todo el país. Que desafortunadamente, comenzando con el Gobierno Federal ha implementado acciones que no han redituado los resultados que se debieran tener a estas fechas. Porque no se pueden solucionar problemas de la delincuencia organizada con simples ruegos o peticiones, que se porten bien. No. No. Definitivamente, hay que ser muy enérgicos, muy estrictos, pero también muy honestos en la aplicación de la ley.

 

 

Compartir en Redes Sociales

Deja una respuesta