Dirección General: Jesús Rivera Zúñiga

Al Vuelo-Luna

Por Pegaso


Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana…¡Chan, chaaan; chan, chan, chan, chan, chaaaaan; chan, chan, chan, chan, chaaaaan; chan, chan chan chaaaaan!

La emperatriz de aquella luna, ganó fácilmente la elección que la llevó a ocupar ese importante puesto.

Ella había causado polémica cuando declaró que cambiaría el nombre de la luna donde habitaba, una vez que llegara a ser emperatriz.

Pero pronto vio que sus poco eficientes súbditos no la ayudaban mucho a que sus acciones fueran conocidas por el resto de los planetas, ya que en lugar de destacar las obras, resaltaban sus atributos físicos.

Cada vez que su gobierno emitía un comunicado para que circulara por toda la galaxia, lo que más sobresalía era su exuberante figura, no sus acciones.

Se molestaba mucho cuando alguien le hacía alguna observación y siempre estaba a la defensiva.

Así que mandó publicar un mensaje donde condenaba las críticas que un malvado, misógino y fifí comunicador había publicado, poco tiempo antes.

Sin embargo, no sabía que los enemigos los tenía en su propia casa. Tanto así, que ninguno de sus súbditos se esmeraban mucho por entregar material gráfico y escrito de calidad profesional, y además, en él se sexualizaba su figura de manera notable.

“¿Ya te fijaste en las fotos que mandaron de la Emperatriz?-comentaban con cierto morbo los habitantes de las lunas y planetas vecinos.

Esto es lo que ocurría en aquella galaxia muy lejana, hace mucho, mucho tiempo… (¡Chan, chaaan; chan, chan, chan, chan, chaaaaan; chan, chan, chan, chan, chaaaan; chan, chan, chan, chaaaaan!)

Compartir en Redes Sociales

Deja una respuesta