Dirección General: Jesús Rivera Zúñiga

Columnista Invitado

 

Rodolfo Martínez Galván


ATISBOS

Las encuestas sobre cuál problema consideran los tamaulipecos como el más lacerante, arrojan invariablemente el de la inseguridad y de ese tema ya debieran ocuparse todos lo que aspiran a gobernar ésta entidad federativa.

Por lo que, los partidos políticos debieran pulsar entre la ciudadanía a quién o a quiénes de todos los prospectos perciben tienen aptitudes y redaños para afrontar al delincuente del fuero común.

Una encuesta conteniendo la sola pregunta sobre cuál prospecto creen le va a entrar de frente al problema de la inseguridad, propiciará la postulación de candidatos adecuados para gobernar a Tamaulipas, una entidad que ya no está para un mandatario que nomás venga a construir edificios y carreteras.

En síntesis: como el que pregunta no se equivoca, la respuesta ciudadana será útil para tomar decisiones lógicas o de sentido común.

Pero de momento el PAN y el PRI al menos en Tamaulipas tienen otra mortificación como lo es concretar una coalición, la que no fragua por tener a dos ex gobernadores priístas en prisión por imputaciones de autoridades de supuesta filia panista.

Son hechos que para algunas figuras del priísmo son motivo de agravio y por ende no hay espacio para la reconciliación, y aunado a lo anterior pesa la circunstancia de que el PRI bien sabe que a quien le urgen sus 150 mil votos es al PAN. Sin ellos estará perdido y en consecuencia difícil de retener la gubernatura.

Entretanto, dos ex dirigentes estatales del PRI se oponen a la coalición : Oscar Luebbert Gutiérrez y Ramiro Ramos Salinas, aunque éste externo la acepta si la alianza postula como candidato a un priísta, lo que implica un tácito no. Obvio que el PAN la rechazará.

En fin, iniciamos noviembre con la percepción de que para los tamaulipecos la inseguridad es el problema que más ofende. A ver si los partidos toman nota y postulan candidatos adecuados.

Compartir en Redes Sociales

Deja una respuesta