Dirección General: Jesús Rivera Zúñiga

Se llevaron hasta el perico…

EDITORIAL


-Alcaldes panistas saqueadores.

Ocurría siempre con los gobiernos priístas. Los que se iban decían: “¡Hay que llevarnos todo, porque los que vienen son ratas!” Y los que llegaban encontraban las arcas vacías y las oficinas desmanteladas, porque sus antecesores cargaban hasta con el perico.

Pero además, dejaban el Municipio o el Estado sumamente endeudado, con calles destrozadas y los drenajes rezumando aguas pestilentes.

Hoy, los nuevos alcaldes que llegaron por el partido MORENA se quejan precisamente de lo mismo.

En Nuevo Laredo, Carmen Lilia Cantúrrosas asegura que el anterior Presidente Municipal, Enrique Rivas Cuéllar solo dejó en caja 350 pesos, y eso, porque se les olvidó que ahí estaban. Por el contrario, hay un promedio de 270 millones de pesos que no pudo justificar.

Caso similar se presenta en Díaz Ordaz, donde la nueva Alcaldesa, Nataly García denunció el saqueo de que fueron objeto las distintas dependencias municipales por parte del anterior Presidente, Jorge Navarro García.

Por el lado de Río Bravo, el ex alcalde Carlos Ulivarri López, a pesar de su estilo populista, dejó en bancarrota el Municipio, de acuerdo con versiones periodísticas, ya que el actual edil, Héctor Joel Villegas, “El Calabazo”, prefiere no entrar en confrontaciones y asumir todos los pasivos y pendientes que dejó su antecesor, que son, entre otras cosas, la falta de inversión en infraestructura urbana, problemas graves de drenaje y agua en distintos sectores, grandes pasivos con acreedores y otros.

Hacia el centro, en Ciudad Victoria, el nuevo Presidente Municipal, Eduardo Gattas se queja de que la anterior Alcaldesa Mária del Pilar Gómez Leal, quien suplió de manera interina a Xicoténcatl González, simplemente no pudo con el paquete y dejó la ciudad hecha trizas, completamente saqueada y con fuertes pasivos.

Y en el Gobierno del Estado no cantan mal las rancheras. La Administración de Cabeza de Vaca arrastra incontables pasivos con proveedores, incluyendo medios de comunicación, a los cuales prometió pagar parte del adeudo con dinero de la UAT, pero ni aún así cumplió.

Además, es un gobierno sumamente cuestionado, puesto que existe una grave acusación por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) sobre una red de corrupción que implica no solo al Gobernador, sino a funcionarios de primer nivel.

Los Vientos de Cambio arrasaron con todo a su paso.

Ya veremos como viene la Cuarta Transformación.

 

 

Compartir en Redes Sociales

Deja una respuesta