Dirección General: Jesús Rivera Zúñiga

Migrantes serán reubicados

Por Jesús Rivera

Reynosa, Tamaulipas. Cerca de 2,500 migrantes extranjeros permanecen desde el mes de marzo en la Plaza de la República.

Autoridades ofrecieron al menos tres opciones para su reubicación a fin de rescatar ese espacio público que representa no solo un símbolo para los habitantes de Reynosa, sino un pulmón verde y un sitio de esparcimiento familiar.

Empresarios encabezados por el ex alcalde Ernesto Cantú Reséndez manifestaron su interés por coadyuvar con la nueva Administración Municipal en la solución de la problemática planteada por los migrantes, donde estos, acuciados por la necesidad, ocupan sitios públicos, como la citada plaza y la explanada de la Garita Juárez del puente internacional Reynosa-Hidalgo.

“Vamos a seguir trabajando para poder lograr el que se libere esa plaza, que es de utilización para la ciudad y que podamos transitar, siempre respetando los derechos humanos”,-dijo en entrevista la Presidenta Municipal, Maki ortiz.

-Algunos empresarios ya se apuntaron para rehabilitar la plaza…, se le comentó.

-Bueno, no se trata de que se vayan invadiendo las plazas. Se trata de que se resuelva el problema de fondo y se tomen medidas para que todo esto pueda salir adelante y estas personas puedan buscar su destino, pero al mismo tiempo no afecten la vida de los ciudadanos.

-Ayer hubo operativos donde se retiraron nuevamente tomas clandestinas…

-Sí. Vamos a estar retirando tomas clandestinas de agua, de luz y también instalación de tanques de gas.

En días pasados, la titular de Protección Civil y Bomberos, Lizeth López, comunicó que durante operativos que se han realizado en la Plaza de la República, se detectaron decenas de tomas de corriente eléctrica, donde se usan enchufes y conexiones inseguras, además de tanques de gas y hasta asadores que ya se han retirado para evitar una desgracia, como un incendio o una explosión.

En este momento la plaza está saturada, ya que en apenas una cuadra hay más de 2,500 personas viviendo día y noche, en pequeñas tiendas de campaña o en improvisadas casuchas, altamente inflamables.

Compartir en Redes Sociales

Deja una respuesta