Dirección General: Jesús Rivera Zúñiga

Al Vuelo-UAT

Por Pegaso

Antes, cuando la UAT tenía autonomía, venía el Rector en giras de trabajo por las facultades que había en Reynosa, la de Ciencias Químicas y la flamante Facultad de Ciencias Agroindustriales.

Era toda una fiesta, porque en aquel entonces el mandamás, José Manuel Adame Mier era muy magnánimo y ofrecía tremendas comilonas a los estudiantes, maestros y raza periodiquera que cubría la fuente.

Eran los tiempos en que un jovenazo y galán Oscar Alexandre López, con su eficiente secretaria Jazmín, recibían todas las atenciones de los medios locales de comunicación.

No me tocó el que fue Rector antes de Adame Mier. Creo que se llamaba Jesús Lavín Flores, pero sí que me correspondía reportear las visitas de sus sucesores, Humberto Filizola Haces y José María Leal Gutiérrez “Chema”, que fue cuando empezó el verdadero declive de esa casa de estudios, al entregarla en charola al cara de morsa Egidio Torre Cantú.

Luego vino el viejito bolsas miadas de Enrique Etienne Pérez Del Río y todo se fue al traste, porque el Gobernador Cabeza de Vaca vio ahí un rico filón y se pasó por el arco del triunfo la tan cacareada autonomía.

Durante los cinco años que lleva la Administración Estatal, la UAT ha sido una especie de caja chica. Cuando las finanzas del Estado andan bocabajeadas y no les alcanza para pagar proveedores, desvían recursos de la UAT.

Como ocurrió durante los últimos dos años, cuando el Gobernador se paseaba por todo el país, comprando planas enteras de publicidad en los periódicos, canales de televisión y estaciones de radio nacionales, cuya tarifa se cotiza en millones de pesos.

Mientras tanto, se dejaron de pagar los convenios publicitarios de las empresas locales de comunicación, a tal grado que muchos de ellos tuvieron que correr a parte de su personal-

Y para subsanar los adeudos con los medios de comunicación, pidieron se facturara a nombre de la UAT, para después retachar el documento porque los de finanzas de la institución dijeron que tampoco ahí quedaba lana.

Realmente no sé, ni me interesa cómo saldrá este Gobierno de sus deudas, que son multimillonarias.

Lo que sí sé es que por todo lo anterior, desde la oficina del Gobernador se está impulsando la candidatura de Guillermo Mendoza Cavazos para que sea el próximo Rector y seguir metiéndole mano al presupuesto universitario.

Ayer lunes se presentó a registrarse ante la Junta Permanente de la Asamblea Universitaria con sus documentos, para oficializar la farsa.

Pero también, y de manera sorpresiva, se registró una candidata mujer, Luisa Álvarez Cervantes, a quien ni por asomo dejarán que compita por la Rectoría.

Y aquí se ha echado a andar toda una mafia, una maquinaria bien aceitada que cobija y blinda al candidato a modo del Gobernador para que sea él y nadie más que él, quien reciba el apoyo de la mayoría de los Consejos Técnicos.

Se me figura algo así como lo que ocurre todavía en el Sindicato Petrolero, que por miedo o por intereses económicos se tienen que ir a la cargada con el que les digan.

Actualmente, los más encumbrados directivos de la Universidad Autónoma de Tamaulipas están acusados de formar parte de una red de corrupción y complicidades.

Ahí sí, cuando se pretende aplicar la Ley, entra la autonomía universitaria, y la utilizan como un escudo para seguir ocultando los trafiques, triquiñuelas, tranzas y todo tipo de manejos fraudulentos.

Viene el refrán estilo Pegaso: “Próximamente ultimarán a la gallinácea de los embriones de metal áureo”. (Van a acabar con la gallina de los huevos de oro).

Compartir en Redes Sociales

Deja una respuesta