Dirección General: Jesús Rivera Zúñiga

Difícil éxodo de migrantes

 

Por Jesús Rivera

Reynosa, Tamaulipas. Unos 400 migrantes haitianos, entre hombres, mujeres, niños y personas de la tercera edad, seguirán su recorrido esta mañana rumbo a poblaciones de la frontera, como Reynosa y Matamoros.

En el punto conocido como “Y”, que es donde la carretera que viene de Ciudad Victoria se divide en dos, los esperan una nube de agentes de Migración y de la Guardia Nacional para intentar detener su marcha.

Sin embargo, se considera que resultará difícil hacerlo, ya que los migrantes están decididos a todo con tal de llegar a la frontera e intentar cruzar hacia los Estados Unidos.

En el trayecto no solo se enfrentarán con la policía mexicana, sino también con células del crimen organizado, con el calor extremo que en esta temporada llega a superar los 40 grados centígrados a la intemperie, con el cansancio propio de una caminata tan prolongada y para colmo, con la amenaza latente del coronavirus.

Es una verdadera hazaña no solo para los transhumantes haitianos, sino para todos aquellos que dejan sus países, siguen la ruta hacia el norte y llegan a esta frontera, persiguiendo el sueño americano.

En países como Guatemala, Honduras y el Salvador, la pobreza extrema, el activismo de las pandillas y los gobiernos corruptos han terminado por expulsar a millones de familias.

En otros casos, como Venezuela y Colombia, los conflictos internos son la causa del éxodo.

En Haití, donde existe una violenta convulsión social tras el asesinato del Presidente Jovenel Moise; mientras tanto, países africanos como El Congo, Camerún y Sierra Leona las condiciones no son mejores y cada vez son más las personas y familias que se aventuran a cruzar el Atlántico para intentar llegar a los Estados Unidos.

En cuanto a la columna de haitianos que salió esta mañana de San Fernando, el primer obstáculo será el retén que montaron el Instituto Nacional de Migración y la Guardia Nacional.

No se sabe con certeza cómo reaccionarán al ver la barrera, pero algunas personas como el Presidente Nacional de la Asociación de Derechos Humanos Internacional, Fortino López Balcázar considera que no podrán ser detenidos y éstos continuarán su marcha con rumbo a Reynosa o Matamoros.

Desde ayer, un pequeño grupo de 20 personas, incluyendo niños, arribaron al puente internacional Reynosa-Hidalgo, buscando pasar hacia el vecino país, sin tener éxito. Posteriormente se trasladaron hasta la Plaza de la República, saturada de migrantes centroamericanos.

Autoridades locales manifestaron su impotencia, ante la falta de presupuesto y un lugar adecuado para introducir a tal cantidad de personas, con los elementos mínimos para su subsistencia y seguridad.

Tal ha sido el impacto de este éxodo masivo de personas, que incluso corresponsales de países como Finlandia están aquí para cubrir la información.

Fortino López aseguró que hoy por la mañana estarán en la Plaza de la República donde les dará una entrevista sobre la aguda problemática que representa la migración ilegal.

El hacinamiento en sitios como la Plaza de la República es ya un problema grave. Las autoridades locales han intentado ofrecerles trabajo para que obtengan los recursos necesarios y busquen alojamiento temporal por su cuenta, como hace dos años lo hicieron los cubanos.

Los cubanos, a su llegada a Reynosa, buscaron trabajo en restaurantes, farmacias y negocios de la zona centro, con los cuales pagaron la renta de pequeños cuartos y compraron sus alimentos, hasta que fueron llamados por autoridades de migración de Estados Unidos para el asilo político.

En la actualidad, los albergues de migrantes Guadalupano y Senda de Vida están repletos. El Guadalupano generalmente atiende a Mexicanos que son repatriados de los Estados Unidos, mientras que Senda de Vida da alojo a extranjeros que buscan cruzar hacia el vecino país del norte.

Autoridades locales no descartan que, ante una avalancha incontrolable de migrantes, que están llegando por oleadas a esta frontera, incluso puedan invadir otros sitios públicos, como la Plaza Miguel Hidalgo, o como ocurre en otras ciudades fronterizas, hacer campamentos bajo el puente internacional.

Por otra parte, no existe un presupuesto designado para atender a los migrantes extranjeros y garantizar la protección de sus derechos humanos. Por el contrario, a lo largo de su recorrido, algunos haitianos se quejaron por presuntos malos tratos de las autoridades mexicanas.

Se espera que lleguen a esta frontera en horas de la tarde de hoy.

La foto principal fue tomada del portal ReynosaPost.com, donde se muestra a los migrantes haitianos en instalaciones facilitadas por el Municipio de San Fernando; las otras dos son cortesía del periodista Miguel Domínguez.

Compartir en Redes Sociales

Deja una respuesta