Dirección General: Jesús Rivera Zúñiga

Columnista Invitado

BREVE CRONICA DE UN MINISECUESTRO ¿PROVOCADO?
Joaquín Olea
La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), ha sido una de las organizaciones casi corporativas del Movimiento de Regeneración Nacional. Siempre ha apoyado a Andrés Manuel López Obrador. En la fecunda mentalidad presidencial, donde cohabitan toda clase de mascotas, gansos y feroces fieras de melena vigorosa, la CNTE vendría siendo el temido tigre que amenazo con soltar si le hacían trampa durante el proceso electoral de 2018.
Afortunadamente no pasó nada y Morena gano la elección presidencial.
A partir de ahí, -en teoría- el Presidente cumplió con todo lo que les había prometido, revirtiendo de inmediato la “Reforma Educativa” de Enrique Peña Nieto y entregando a la coordinadora el manejo de la educación pública en varios estados.
Algo sucedió este pasado fin de semana. El tigre agredió a su indómito domador. El viernes por la mañana al intentar entrar a las instalaciones de la séptima region militar en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, un nutrido grupo de maestros de la CNTE no se lo permitieron reteniéndolo por más de dos horas. Exigiendo un dialogo circular que el presidente nunca acepto y echando a perder la presentación de la conferencia mañanera que se efectuaría desde ese recinto militar.
Doña Concepción Villafuerte, decano del periodismo chiapaneco, fundadora de la primera revista de izquierda en ese estado llamada EL TIEMPO y fundadora en 1983 de EL DIARIO DE HOY, miembro distinguido del Centro de Derechos Humanos FRAY BARTOLOME DE LAS CASAS fundado por el Obispo Samuel Ruiz y viuda del primer candidato de izquierda al gobierno de Chiapas, posteriormente declarado “Gobernador en rebeldía”, Amado Avendaño, salió el viernes, casi de madrugada de su casa, deseaba reportear de primera voz la visita del presidente a Tuxtla. Su fino olfato periodístico le indicaba que algo importante sucedería. No se equivocó.
Lo primero que reporto en su plataforma digital “LA FOJA” fue su sorpresa de que el Presidente no hubiese pernoctado en las instalaciones del cuartel militar. Muchas veces lo hace. Esta vez prefirió irse a un hotel. Ella y la mitad de Tuxtla sabían que la CNTE se manifestaría al día siguiente. Seguramente el General Audomaro Martínez Zapata, encargado del Consejo de Seguridad Nacional ya les había hecho llegar tarjetas al Presidente, al Secretario de la Defensa Nacional y al de Marina informando.
Le sorprendió también que ninguna autoridad haya acudido al hotel para acompañar al Presidente durante su trayecto a las instalaciones militares. El llego solo. Pero más sorprendida quedo cuando, existiendo en dichas instalaciones 3 entradas, una por la parte trasera que estaba prácticamente sola, el Presidente decidió entrar por la principal, donde estaba la turba esperando.
Su sorpresa alcanzo niveles de incomprensión cuando el tiempo transcurría, el Presidente se desesperaba encapsulado dentro del vehículo, y no recibía ningún apoyo de los otros funcionarios de seguridad. Ahí estaban todos. Cómodamente instalados en el escenario mientras el Presidente pasaba las de Caín, encerrado dentro de un coche soportando airadas y violentas diatribas de los que hasta hacia unos días eran sus fieles seguidores.
Extra oficialmente se comentó que el Presidente hizo algunas llamadas a prominentes líderes de la CNTE exigiendo ordenaran el retiro de los manifestantes, -“no podemos, Presidente”- fue la respuesta. –“los manifestantes están muy agraviados porque ninguna de sus promesas se ha cumplido- –“el gobernador les debe varios meses de sueldo, la regularización de sus plazas no se ha cumplido. Es lo que quieren platicar con usted.”-
Obviamente el Presidente tenía otros datos.
Después de más de dos horas los manifestantes se retiraron. Pero volvieron a la carga. Intentando tener otro acercamiento se instalaron en la caseta Tuxtla-San Cristóbal. Esta vez el Presidente les gano la partida. Se trasladó en helicóptero a San Cristóbal. Pero se la volvieron a hacer el sábado, en el que más de 300 manifestantes bloquearon durante 30 minutos la carretera de Comitán a Motozintla.
¿Cuál es la razón para que el tigre empiece a tirar violentos arañazos a su domador? Puede haber muchas. La principal que el domador ya no puede seguir alimentando a la fiera tan espléndidamente como antes.
Pero sobre todo debe tener mucho cuidado en sus periplos por la geografía nacional. Que entienda que el horno ya no está para bollos y que cuando se tiene una fiera en casa tarde o temprano lastimara a los mismos que la protegen.
Al fin y al cabo es su naturaleza.
Mañana martes, véanos y escúchenos con laizareynanoticias y plataformas afines a la 1:00 pm.
¡Feliz inicio de semana!

 

Compartir en Redes Sociales

Deja una respuesta