Dirección General: Jesús Rivera Zúñiga

Columnista Invitado

PAN: TRES PRECANDIDATOS Y MEDIO
Joaquín Olea

Sumado al infernal calor que por estos días incendia Tamaulipas, el intenso calor preelectoral empieza, también, a causar estragos en la lastimada psicología tamaulipeca.

Sobre todo en la cuadra morenista. Cada semana aparece un nuevo precandidato, y todos, todos, andan enganchados en un intenso proceso de movilización y placeamiento.

Aunque todos saben que la forma en la que se decidirá quién será el agraciado saldrá a través de un democrático dedazo surgido de palacio nacional cada uno espera ser el beneficiario de tan sabia decisión.

No pasa lo mismo en Acción Nacional.

Para empezar, su caballada está muy limitada y bastante escuálida.

No pasan de tres…y medio. Tal vez por eso, hasta ahora siguen replegados en un ominoso silencio.

Hoy sacan la cabeza y mañana la esconden. Temen más que nada al fuego amigo. Se tienen miedo a sí mismos.

Y es que después del desastroso resultado obtenido por Acción Nacional en las urnas el pasado 06 de junio, nadie en su sano juicio le vaticina un futuro promisorio el año próximo en la elección para gobernador del estado.

Con el 80 % de la población aglutinada en las principales ciudades del estado que a partir de octubre próximo serán gobernados por Morena, con una promisoria luna de miel y un probable cheque electoral en blanco, el Movimiento de Regeneración Nacional se percibe como el vientre que parirá al próximo gobernador.

A pesar de la inocultable carencia de candidatos que pudieran revertir la actual percepción que se tiene de este partido en el estado, el PAN se prepara para dar la batalla.

LOS TRES UNICOS PRECANDIDATOS:

Cesar Augusto Verastegui Ostos, “El Truco”, actual Secretario de Gobierno. Totalmente identificado con el repudiado gobernador FGCV y los grupos del crimen organizado del centro-sur del estado.

Su eventual candidatura entraría dentro del paquete político-comercial negociado por el gobernador con las altas esferas de Palacio Nacional para entregar pacíficamente el gobierno del estado a Morena. “El Truco!” ganaría, desde luego, impunidad absoluta.

Jesús (Chucho) Nader. Actual Presidente Municipal de Tampico. Hombre de gran carisma, excelente organizador. Recientemente gano de calle su reelección. Pudiera ser un magnifico candidato si el reconocimiento y el respeto que sus gobernados le tienen pudiera extenderse rápidamente al resto de Tamaulipas. Tarea que se ve un poco difícil.

Gerardo Peña. Después de su nuevo fracaso electoral como candidato a la diputación por el IX distrito federal electoral donde fue derrotado por una candidata de Morena con muy bajo perfil, Claudia Hernández, las altas posibilidades que Gerardo Peña tenía como potencial candidato panista al gobierno del estado se han desvanecido. Pudiera ser, sin embargo, gobernador sustituto en caso de que FGCV decidiera solicitar licencia al cargo antes de terminar su periodo constitucional.

EL MEDIO:
Maky Ortiz, actual Presidente Municipal de Reynosa. Mujer de extrañas y variadas habilidades. Ideológicamente multipolar, actualmente navega con un traje de dos vistas y dos colores, por un lado trae grabado el logo y el color guinda de Morena y por el otro el fierro en color azul del Partido Acción nacional.

Su total carencia de escrúpulos la vuelve potencialmente peligrosa.

Por uno u otro partido aspira a ser candidata y en tierra de ciegos, pudiera llegar a serlo.

Si con alguien tendría posibilidades el PAN de conservar el gobierno del estado seria con ella, aun cuando fuera un triunfo ficticio, porque la señora no tiene lealtades para con nadie. Si llegara a ser candidata del PAN y ganar la elección, inmediatamente se echaría en brazos de Morena.

Estos son, con la reducida visión que el actual panorama político nos presenta, los potenciales precandidatos del Partido Acción Nacional.

A estas alturas, difícil que surjan otros.

EL RINCON DE LAS BABOSADAS.- Cuando en el mundo entero los diferentes gobiernos empiezan a recular en la idea de iniciar clases presenciales en las escuelas el Presidente López Obrador sigue empecinado en que “llueva, truene o relampaguee” los niños deben regresar a las escuelas.

Eso sí, los padres de familia deben firmar un documento en el que liberan a las autoridades educativas de cualquier responsabilidad.

¡Habrase visto semejante imbecilidad!

La decisión, desde luego, la tienen los padres de familia.

¡Nos vemos mañana martes a las 1:00 pm en AGENDA PUBLICA.

¡Feliz inicio de semana!

Compartir en Redes Sociales

Deja una respuesta