Dirección General: Jesús Rivera Zúñiga

Tiempos de Guerra

Por:
Chano Rangel

¡Un virus en guerra!

Un ser vivo microscópico está causando serios agujeros en la línea de flotación del Presidente López Obrador, los números de las mediciones muestran tendencias a la baja, si en algunos casos décimas o números bajos, pero son a la baja, algo que disgusta al presidente desde su ego interior, las molestias del mandatario surgen cada día con más furia, los números ya no favorecen al gobierno federal.

El desabasto de medicamentos en los hospitales públicos, en casi todo el país, la pésima contención de la tercera ola de la pandemia, y el almacenamiento de 20 millones de vacunas, cuando los hospitales están a punto de la saturación por COVID-19, es algo que quizá en la narrativa del presidente no entraba en sus planes.

El gobierno federal no quiere soltar los procesos de vacunación a los estados, porque afirma el presidente que serían usados para cuestiones electorales, algo que él sí hace y sin ningún recato a vista de todos, teniendo como mediadores a los “servidores de la nación”. Que piden credencial de Elector y CURP, para poder acceder a una vacuna, información que va dirigida a una base de datos, controlada desde la oficina de coordinación de delegados en Palacio Nacional.

El desabasto, el cierre de la frontera para actividades no esenciales, sigue dando al traste con la política del principal socio comercial, la puesta de vacunas de origen chino y ruso, no son válidas por el sistema de salud de Estados Unidos, y si en este momento se abrieron los puentes internacionales, personas como un servidor que se aplicó la Sinovac, no podrá ingresar a ese país, hasta pasado un año y haberse puesto otra vacuna autorizada por el país vecino.

El galimatías internacional en donde estamos metidos, fue provocado por el mismo gobierno federal, que a falta de estrategia clara y visible, está y sigue dando palos de ciego, dejando más dudas que respuestas, a una ola tendiente a saturar y colapsar el sistema de salud y hospitalario del país.

La consulta popular para enjuiciar a los actores del pasado (ex presidentes) es anticonstitucional y fuera de orden, se percibe como la cortina de humo más grande de la historia política de México, con la única finalidad de esconder la nula y fallida estrategia en contra de la pandemia de Covid-19 y la falta de un proyecto nacional, que genere empleos y crecimiento, culpar al pasado ya no da dividendos, echarle la culpa a los conservadores ha dejado de funcionar, y cuando eso pasa los escombros empiezan a desenmascarar políticas públicas desastrosas generando el enojo de las clases socio económicas del país, sobre todo la alta y la clase media, a esas que el presidente detesta y acusa de aspiracionistas y egoístas.

Esas clases sociales, alta y media, media baja, ya le dieron una respuesta al presidente el pasado mes de julio, cuando perdió la mitad de la ciudad de México y toda los estados conurbados que la rodean, dejando claro, el desacuerdo con el proceder del gobierno federal, al perder el bastión de Morena, las cosas se salieron de control, nunca desde 1997, la izquierda había gobernado tan poco y por poco esta zona populosa del país.

Por esas razones renunciaron a Gabriel Hernández, jefe de los delegados estatales, porque las estructuras de Morena, no fueron capaces de ganar todo, el congreso federal dividió y la ciudad de México y los estados conurbados en manos de la oposición, no fue el resultado que el presidente esperaba y por eso echó de su escritorio a su brazo derecho electoral.

La pandemia y el virus están incontrolables y se sigue culpando al pasado, ya no hay argumentos para justificar la ineptitud. Y lo que no pudo hacer la oposición, lo está haciendo un microscópico ser.

De Aquello y lo demás…

La próxima semana es el regreso a trabajar de la burocracia estatal y local, en toda la entidad, y con ello activaran todas las acciones económicas y sociales en pausa, aunque si es de destacar que el gobernador ha mantenido un trabajo constante en todas las latitudes del estado, estuvo en Reynosa supervisando el centro de control y confianza C4 en esa ciudad, donde se tiene todo en tecnología, para mantener la paz social y darle a la ciudad la tranquilidad que tanto requiere.

Por otra parte, el gobernador tamaulipeco, también manifestó que Tamaulipas, sigue en el top 5 de los estados que generan más inversión y crecimiento en el país, que junto a Nuevo León y Coahuila, son los puntales del desarrollo económico del noreste y norte del país.

Que Tamaulipas, sigue por la ruta del desarrollo y la generación de empleos se sigue dando a pesar de la pandemia del covid-19, donde el estado y todos los municipios están coordinados para contrarrestar el virus y su alcance.

chanorangel@live.com.mx

Compartir en Redes Sociales

Deja una respuesta