Dirección General: Jesús Rivera Zúñiga

Desalojará CILA el albergue Senda de Vida

Por Rosalía Quintá Uresti/Jesús Rivera
Reynosa, Tamaulipas. Los más de 550 migrantes de diferentes nacionalidades que se encuentran en el albergue Senda de Vida podrían quedarse a la deriva luego que el municipio de Reynosa, les ha solicitado que desalojen el lugar
La petición se da a recomendación de la Comisión Internacional de Límites y Aguas, que argumentó que el albergue se encuentra establecido sobre las margenes del río Bravo y que en caso de desbordamiento todas esas personas corren graves riesgos .
La orden de desalojo emitida por la Secretaria de Obras públicas advirtió a los representantes del albergue que tienen cinco días para el desalojo del inmueble y de no cumplir se procedería a la demolición.
Al respecto el director del albergue Héctor Silva de Luna pidió respeto y sentido de humanidad a las autoridades dado que dijo no tienen otro lugar a dónde ir.
“Yo les pediría un respeto, por todos los años que hemos trabajado en este albergue, y para todas estas familias que no tienen a dónde ir, no nos dan opciones”,-dijo.
El albergue Senda de Vida cuenta con más de 17 años trabajando y apoyando a los migrantes que vienen de diferentes países a Reynosa, para cruzar hacia los Estados Unidos.
En estos momentos son más de 550 personas que se encuentran albergadas en dicho lugar en espera de tramitar su ingreso al vecino país de forma legal.
Y en un anexo recientemente construido fueron trasladados alrededor de 300 migrantes que se encontraban en el campamento de migrantes en la plaza de La República.

ADVIERTE CILA

Por su parte, el titular de la Representación Mexicana de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) en esta frontera, David Negrete Arroyo, advirtió del serio peligro que representa para miles de personas el estar dentro de la zona de impacto del río Bravo.

No solo la casa del migrante Senda de Vida, sino decenas de colonias e instalaciones, incluyendo la Aduana, están posesionadas de terrenos que forman parte del lecho del río Bravo.

En el 2010, luego del huracán Alex, esos lugares quedaron bajo una gruesa capa de agua.

El mismo albergue de migrantes tuvo que reubicarse temporalmente en un sitio elevado del bordo de contensión en tanto las aguas retomaron su nivel normal.

Ante un fenómeno tropical como un huracán o el desborde del afluente, muchas vidas están en peligro, comunicó el funcionario.

CILA solicitó desde hace tiempo al Municipio la reubicación de la casa del migrante, sin embargo, hasta ahora fue que la Secretaría de Obras Públicas informó al Director, Héctor Silva de Luna, que tienen un plazo de cinco días para desalojar.

Compartir en Redes Sociales

Deja una respuesta