Dirección General: Jesús Rivera Zúñiga

Tesoro desconocido a punto de perderse

 

Por Jesús Rivera

Un parque temático de la década de los 60 y parte de los 70,único en su tipo en México, está a un tris de desaparecer.

El predio donde se ubicó el lago Orizatlán, que en su momento perteneció a Gerónimo Monterrubio y ahora es propiedad de la familia Gastélum, cuenta con una colección de más de cien figuras hechas con cemento y varilla.

El paso de los años ha dejado su huella en esos monumentos que ahora no son más que ruinas diseminadas entre matorrales, metros antes de llegar a la garita del puente internacional Reynosa-Pharr.

En la cuenta de Facebook “REYNOSA FOTOS HERMOSAS”, el usuario Oscar Morales subió varias de las fotografías que él mismo tomó en ese sitio.

Sorpresivamente, algunas personas preguntaron qué son y dónde se ubican, pero la mayoría rememoró aquellos años donde sus padres y abuelos solían llevarlos de paseo:

-Javier Quiroga: Good memories. Muy bonito.

-Wili Guzmán: Todavía existe????

-Marioneto Galván: Donde están ésas estatuas??? Yo nunca las vi cuando viví allá!!!

-Agustin Avila Jimenez: Era el lago de Orizatlan? O algo así?

-Mars Mariana: Aquí nos traia mi papá cuando eramos niños.

-Laura Lozano: Que padres donde están.

Algunas de las figuras fueron donadas por la familia Gastélum al Sindicato Petrolero yfueron colocadas en el acceso al recreativo que se localiza sobre la carretera a Río Bravo.

Algunas que permanecen en el sitio original están a punto de derrumbarse, a consecuencia de la falta de mantnimiento.

A pesar de los años (más de 60), todavía hay muchas que muestran los colores originales.

Los estudiantes de comunicación suelen visitar el lugar para sus prácticas de fotografía y video.

Compartir en Redes Sociales

Deja una respuesta