Dirección General: Jesús Rivera Zúñiga

A diez años de distancia…

EDITORIAL
NECESARIO CONTAR CON UN CUERPO MUNICIPAL DE SEGURIDAD
Reynosa tiene un Bando de Policía y Buen Gobierno, pero no tiene una policía municipal que lo haga valer.
El documento, actualmente inoperante, indica las conductas que se consideran violaciones al BPyBG, donde la Policía Preventiva es la encargada de detener a la persona que se encuentre en falta flagrante y posteriormente, se debe poner a disposición de un Juez Calificador, otra figura que desapareció con la Policía Municipal.
En el mes de junio de 2011, en una sorpresiva acción, tropas del Ejército se desplegaron en la frontera de Tamaulipas para hacerse cargo de las operaciones de seguridad pública en ciudades como Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros y 19 ciudades más.
Los soldados llegaron a la sede de Seguridad Pública Municipal, ubicada en el bulevar Morelos y recogieron todas las armas que usaban los elementos municipales.
Algunos fueron investigados por corrupción y relación con los cárteles de la droga.
La toma de las ciudades por parte de la milicia ocurrió poco después de la masacre de migrantes en San Fernando.
Al no tener un lugar adecuado para instalarse, se utilizaron algunos de los hoteles más exclusivos como bases militares, como el Excellence, el Venezia, el Virrey y el Mansión Real.
Años después fue el Gobierno del Estado el que asumió las tareas de seguridad, tras la firma de un convenio con la Federación.
Sin embargo, delitos como el robo domiciliario, los asaltos y demás del fuero común, se desatendieron.
Actualmente las montañas de expedientes se acumulan en las agencias del ministerio público y prácticamente no existe autoridad que pueda responder al llamado de la ciudadanía en materia de delitos patrimoniales, no se diga de las faltas al Bando de Policía y Buen Gobierno.
Durante la reciente campaña política, hubo candidatos a la Presidencia Municipal que ofrecieron regresar a la Policía Municipal, Policía Preventiva o Policía de Proximidad.
El candidato ganador, Carlos Peña Ortiz, optó por una mayor presencia de la Guardia Nacional en funciones preventivas.
Al estar capacitados y haber pasado por rígidas pruebas de confianza, los hace más capaces de enfrentar las condiciones de inseguridad que prevalecen en ciudades como Reynosa.
Los hechos que ocurrieron el pasado sábado 19, si bien no pudieron evitarse, pudieron al menos mitigarse al haber un cuerpo respondiente, cercano al lugar de los hechos.
Se tiene el dato que tanto las fuerzas federales como las estatales, acudieron al llamado de los ciudadanos hasta una hora y media después de que inició el tiroteo y asesinato de inocentes en la colonia Almaguer y circunvecinas.
Hoy, en un mensaje que difundió la Presidenta Municipal, Maki Ortiz Domínguez en su cuenta de Twitter, comenta sobre la posibilidad de solicitar a la Cámara de Diputados el regreso de la Policía Municipal.
“Seguimos apoyando a las familias de las personas inocentes, victimadas el sábado pasado. Debe replantearse en Cámara de Diputados la posibilidad de que Municipios tengan Policía Municipal, ya que hoy por hoy la seguridad de Reynosa depende de las fuerzas estatales y federales”,-tuiteó la Alcaldesa.
Existe la posibilidad de que el Municipio de Reynosa presente dicha solicitud por escrito durante los próximos días.
Aunque la Constitución concede a los municipios la facultad y al mismo tiempo la obligación de proporcionar seguridad a sus ciudadanos, las condiciones extraordinarias que prevalecían en el País y en Tamaulipas a partir del 2010, cuando el entonces Presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa declaró la guerra a los cárteles de la droga, orillaron a eliminar las policías municipales y sustituirlas por militares.
A la postre, fue el Gobierno del Estado el que tomó la función de atender el tema de seguridad, con resultados más bien magros.
En un reciente video que subió a sus redes sociales, el Diputado Federal con licencia y próximo Diputado Local, Armando Zertuche Zuani, expresó: “Esta circunstancia nos obliga a revisar qué está pasando en el modelo de combate a la delincuencia en el Estado. Como futuros miembros de la Cámara de Diputados en el Congreso local creo que debemos retomar el planteamiento para resanar el gran fracaso que ha representado en Tamaulipas el combate a la delincuencia. Creo esencial que en el Congreso se retome la importancia de que los municipios tengan de manera permanente una protección a través de la seguridad pública municipal, potestad que fue negociada con el Gobierno del Estado por los municipios para que se fortaleciera específicamente la Policía Estatal, quedando los municipios desamparados ante un trabajo preventivo que podría evitar o podría haber evitado la formación en nuestra sociedad de este tipo de eventos”.

Compartir en Redes Sociales

1 Comment

Deja una respuesta