Dirección General: Jesús Rivera Zúñiga

Al Vuelo-Influencers

Por Pegaso
Recién veía, en la última clase sabatina de la carrera de LCCP, en la Universidad Tamaulipeca, con el maestro Jorge Peña, cómo los líderes de opinión llegan a influir en el modo de pensar, de comportarse y de consumir de millones de personas alrededor del mundo.
Hasta antes de la popularización de las redes sociales, los líderes de opinión eran los políticos, artistas, deportistas, periodistas y toda aquella persona o institución que tenía algún tipo de autoridad sobre determinado tema.
Las nuevas tecnologías permitieron una revolución en la manera de relacionarnos con los demás, y pronto nació un nuevo tipo de líder de opinión: Los influencers.
Ser influencer implica tener miles o millones de seguidores en nuestras cuentas de Facebook, Twitter, Instagram y demás redes sociales.
Para ser influencer es indispensable tener ciertas características, como una habilidad innata para la comunicación, ser originales y desarrollar temas de interés para determinado sector de la población.
Algunos tienen suerte y pegan pronto, en tanto que otros deben ser persistentes para lograr su propósito.
Hay quienes inician su vida de influencers con un solo video o contenido que se volvió viral.
La ventaja de un influencer es que pronto, en base a la cantidad de visitas y likes que se reciben en la cuenta, las empresas de publicidad dirigen su mirada hacia esa persona y empiezan por ofrecerles algún convenio.
El mismo sistema los premia con cierta cantidad de dinero por cada mil visitantes, o algo así, pero la mayor parte de los ingresos de un influencers, sin lugar a dudas, es la publicidad.
Por ejemplo, Luisito Comunica, el segundo influencer con más seguidores en México, después de Yuya, se da el lujo de ir a África, a algún país asiático o a donde quiera, con todo pagado, cortesía de sus patrocinadores.
Hay quienes viven a todo lujo gracias a las ganancias de la red.
La siguiente es la lista de los influencers con más seguidores en nuestro País:
-Yuya, 23.5 millones de suscriptores.
-Luisito Comunica: 22.7 millones.
-Los Polinesios: 18.6 millones.
-Kimberly Loaiza: 17.4 millones.
-Werevertumorro: 16.3 millones.
-Juan de Dios Pantoja: 15.3 millones.
-CaEliKe: 15,2 millones.
-DeToxoMoroxo: 11.5 millones.
-Vete a la Versh: 9.7 millones.
A nivel mundial, la página de Facebook APP encabeza la lista de seguidores, con 211.8 millones.
En cuestión de personalidades:
-Cristiano Ronaldo: 146.3 millones.
-Shakira: 108.7 millones.
-Mr. Bean: 104 millones.
-Will Smith: 103.8 millones.
-Vin Diesel: 103 millones.
-Leonel Messi: 101.8 millones.
Después de los influencers vinieron los tik tokeros, un galimatías que no se sabe ni para qué sirve, pero es muy popular entre los jóvenes y no tan jóvenes:
A nivel mundial, destacan algunos de ellos, como Charli D’Amelio, Adison Rae, Zach King y Bella Poarch.
Son fenómenos relativamente nuevos. El ser humano siempre ha sido muelle, siempre quiere que les den las cosas peladitas y en la boca. Así que los influencers y tik tokeros es lo que les dan a las masas: material muy digerible y hasta cierto punto irrelevante.
Tal es la diferencia con los verdaderos líderes de opinión, que saben de lo que hablan y además, lo dicen con la autoridad que les dan los años de arduo trabajo y el estudio constante.
Yo por eso no sigo a ningún bloguero, tik tokero o influencer. No quiero ser parte de las legiones de ratas que siguen al Flautista de Hamelin.
Termino mi colaboración de hoy con el refrán estilo Pegaso: “Posee mayor valor intrínseco la cavidad cefálica de Mus musculus en comparación con el apéndice caudal de Felis leo”. (Vale más cabeza de ratón que cola de león).

Compartir en Redes Sociales

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: