sábado, enero 22Dirección General Jesús Rivera

Fija Cabeza de Vaca su postura ante desafuero

Por Jesús Rivera
Ciudad Victoria, Tamaulipas. El Gobernador del Estado, Francisco García Cabeza de Vaca fijó su postura ante la aprobación del dictamen de procedencia en su contra por parte de la mayoría de la Cámara de Diputados.
En un video que subió hace unos minutos a sus redes sociales, el gobernante dio su mensaje dirigido al Pueblo de México: “Hace unos momentos el partido en el gobierno, MORENA, consumó un nuevo golpe a la Constitución y a la Democracia, y sobre todo al Federalismo.
Es a todas luces un linchamiento político y penal orquestado desde el Gobierno. En estos momentos la ley en México vive días obscuros y no parece haber más justicia que la revancha de unos cuantos.
Mi sentido de la dignidad y la defensa de la libre voluntad de las ciudadanas y ciudadanos de Tamaulipas no me permite someterme a esta patraña. Sé que mi suerte se decidió hace mucho tiempo, mucho antes de que se me acusara. Justo desde el momento en que alcé la voz para defender los intereses de las y los tamaulipecos.
El odio al adversario, al diferente se ha convertido en política pública de este Gobierno Federal. No hay quien se salve de la palabra insidiosa, de la abierta amenaza, del uso de las instituciones públicas para la calumnia para ser castigado, señalado y hasta encarcelado.
Particularmente, quienes hemos sido oposición al actual Presidente desde hace años, una oposición apegada a la ley, a las instituciones y a las reglas democráticas somos ahora foco de la embestida gubernamental.
Este desafuero, este desafuero no se trata de vínculos con el crimen organizado, como falsamente se ha difundido. Tampoco se me acusa de pactar, proteger o dejar huir a un delincuente o a un capo. No me imputan el haberme apropiado de recursos públicos en beneficio propio o de mi familia. No he sido llamado a cuentas por desobedecer alguna ley o algún mandamiento judicial. No estoy frente a ustedes por aparecer en algún video agarrando dinero en efectivo”.
Luego agrega que por ningún motivo lo desafueran por enfrentar denuncias de violación a una mujer o por acoso sexual a menores o adolescentes, sino por no haber pagado impuestos sobre la compra venta de un departamento.
Dijo que a lo largo de este procedimiento su defensa demostró que la adquisición del inmueble fue ilícito y que se pagaron los impuestos correspondientes.
Cabeza de Vaca aseguró que sus denunciantes han llegado al extremo de falsificar pruebas con el propósito de revertir la decisión democrática del pueblo de Tamaulipas.
“Lo que buscan es removerme del cargo a la mala porque saben que no pueden ganar a la buena; quieren meterme a la cárcel porque saben perfectamente que no pueden vencer en las urnas, quieren culpables que justifique su ineptitud y su corrupción. Se inventan causas penales frívolas y luego una mayoría vota por remover del cargo a un Gobernador en funciones”,-añadió.
Luego dijo que la Cámara de Diputados no puede por sí misma desaforar a ningún funcionario local, sino que en última instancia es facultad del Congreso local.
Visiblemente molesto ante las circunstancias que rodean el proceso de desafuero, el Gobernador de Tamaulipas recordó la vez en que el hoy Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, tuvo que luchar contra un proceso similar, donde “se defendía el espíritu federal de la República para evitar la consumación de otro perverso desafuero”.
Parafraseó al entonces señalado como culpable, quien dijo: “El dolo y la mala fe es de quien me acusa, de quienes me acusan. Tengo la conciencia tranquila. Desde hace muchos años lucho por mis ideas y lo hago apegado a principios. Uno de estos es precisamente hablar con la verdad y conducirme con rectitud. Tengo la certeza absoluta que no se me juzga por violar la ley, sino por mi manera de pensar y actuar y por lo que puede representar junto con otros mexicanos para el futuro de nuestra Patria”.
Argumentó que ser opositor tiene su costo y quienes lo son, lo saben, y aseguró que vamos en una ruta acelerada hacia lo peor del pasado, donde los opositores viven con una permanente amenaza de una investigación hecha a modo.
Terminó con el siguiente mensaje: “Mexicanas y mexicanos: Hoy se me juzga, pero mañana todos seremos juzgados por la historia. No soy optimista en que imperará la idea de justicia en mis persecutores. Estoy acostumbrado a luchar. Así nos forjamos el carácter en Tamaulipas, con la frente en alto, la voluntad por delante y el corazón abierto. No es la ley sino el capricho lo que definirá mi destino. Y de lo único, de lo único de que me pueden acusar es de no haberme dejado someter ante un gobierno sin razón que a través de la descalificación, la presión y la amenaza pretenden imponer su voluntad violando las leyes y la Constitución”.

Compartir en Redes Sociales

7 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: