Dirección General: Jesús Rivera Zúñiga

El triste final de un gobernador muy “echado pa’ adelante”

Por Jesús Rivera
Reynosa, Tamaulipas. A pocas horas de que se confirme la procedencia del juicio de desafuero en contra del Gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, prevalece una marcada incertidumbre en torno al futuro inmediato de la entidad.
Cabeza de Vaca fue acusado por la Fiscalía General de la República por los presuntos delitos de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal equiparada.
Aunque su defensa, encabezada por conocido litigante Alonso Aguilar Zínzer intentó demostrar su inocencia, finalmente fueron aceptadas las pruebas en su contra y se determinó que es procedente el desafuero.
Este viernes será el “Día D” para el mandatario que llegó al Gobierno de Tamaulipas tras un histórico triunfo frente al priísta Baltazar Hinojosa Ochoa.
Cabeza de Vaca tuvo un meteórico inicio.
En su biografía se señala que es un político y empresario, con licenciatura en Administración de Empresas por la Universidad Bautista de Houston, Texas. Está casado con Mariana Gómez Leal y tiene 7 hijos, según Wikipedia.
Nació el 17 de septiembre de 1967, en la ciudad de Reynosa, Tamaulipas y milita en el Partido Acción Nacional (PAN).
Irrumpió en la política local cuando ganó la elección de Diputado Federal por el Distrito 2 de Tamaulipas, cargo que ejerció del 1 de septiembre de 2000 al 31 de agosto de 2003.
En ese año fue postulado por su partido para la Presidencia Municipal de Reynosa, la cual ganó con amplio margen. Ocupó el cargo del 1 de enero del 2005 hasta mediados del 2007, cuando fue sustituido interinamente por Miguel Ángel Villarreal Ongay.
En los años siguientes ocupó otros cargos, como Director General de CoReTT.
En 2012 fue lanzado por el PAN como candidato a senador. Ganó la elección y tomó posesión el 1 de septiembre de ese año. Solicitó licencia el 29 de enero de 2016 para buscar la candidatura al Gobierno de Tamaulipas.
Desde el 1 de octubre de 2016 a la fecha, es Gobernador constitucional del Estado Libre y Soberano de Tamaulipas.
Todos los procesos electoral en los que participó y ganó, lo hizo gracias a su personalidad aguerrida y controvertida.
Siempre fue “un pela’o muy echado pa’delante”,-según la descripción de algunos coterráneos.
Casi a mediación de su sexenio, un partido diferente al suyo ganó la Presidencia de la República.
Desde el cambio de poderes en Palacio Nacional, se notaron las diferencias entre el nuevo mandatario federal, Andrés Manuel López Obrador y un grupo de gobernadores panistas en el que milita Francisco García Cabeza de Vaca.
Surgieron el GOAN (Asociación de Gobernadores de Acción Nacional), posteriormente la Alianza Federalista y por último, la Coordinación Noreste COVID-19, donde el tamaulipeco tuvo un rol protagónico.
El choque con el Presidente de la República dio como resultado que la FGR solicitara su desafuero, tras acusarlo de varios delitos, como delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal equiparada.
En las declaraciones que hizo Froylán Gracia Galicia, hombre de confianzas del ex director de PEMEX, Emilio Lozoya Austin, salió a relucir el nombre de Cabeza de Vaca como uno de los personajes que presionó para obtener contratos energéticos a cambio de no boicotear la aprobación de la mencionada reforma.
El 1 de marzo de este año, la Dirección General de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Diputados anunció el comienzo del proceso de desafuero en contra de Francisco García Cabeza de Vaca (en el expediente, Francisco “N”.)
El 19 de marzo se realizó la sesión de la Sección Instructora de la Cámara de Diputados donde decidieron que la carta de procedencia avance hasta la siguiente fase, que es precisamente donde se encuentra el proceso.
Dicha diligencia-indica la Wikipedia- dejó ver los nexos que tiene el actual Gobernador con empresas fantasma y el crimen organizado.
También se dejaron ver indicios de desvíos de recursos, enriquecimiento ilícito, operaciones con dinero de procedencia ilícita y defraudación fiscal, peculado y corrupción, no solamente del actual Gobernador, sino también de su hermano y primo.
El plazo para la presentación de alegatos venció el pasado lunes. A partir del martes comenzó a correr el período para la resolución del juicio de desafuero solicitado por la FGR y este viernes, es considerado como “El Día D” para el gobernante tamaulipeco y destacados miembros de su familia, así como funcionarios públicos de su gobierno.
¿Qué procederá ahora?
La Cámara de Diputados enviará al Congreso de Tamaulipas el resolutivo para que ese órgano cumpla con lo que establece la Constitución Estatal en cuanto a la forma en que será designada la persona que entrará al Gobierno de manera interina, por lo que resta del sexenio.
Según analistas, podría ser tanto un diputado local como un Alcalde.
Entre las personas que se mencionan para ocupar el interinato está la Alcaldesa de Reynosa, Maki Esther Ortiz Domínguez.
Ya sin fuero, Francisco “N” deberá enfrentar con sus propios recursos las acusaciones que pesan en su contra.
De ser encontrado culpable, se procederá a su detención y en su caso, traslado a un reclusorio del País, donde estará a disposición de la Fiscalía para recibir la sanción que corresponda.

Compartir en Redes Sociales

11 Comments

Deja una respuesta