Dirección General: Jesús Rivera Zúñiga

Al Vuelo-Sierpe

Por Pegaso

Axel, uno de los más buscados publicistas durante las campañas políticas, nuevamente volvió a meter gol.

Modificó el águila republicana del Pejidente y del partido MORONA, le agregó algunos colores y ¡voilá!, un logotipo perrón para promover a los candidatos de ese partido durante las elecciones constitucionales de este año.

Axel es una chucha cuerera y un profesional en su trabajo.

Recuerdo muy bien aquel logo de la campaña de Oscar Lueppert, donde se veía al candidato de perfil, en blanco y negro, con la barba y la oreja dibujando un pene.

En esta ocasión, el elemento subliminal fue el color azul que aplicó a la serpiente que devora el águila.

Aunque para mi gusto, no es tan subliminal, porque cualquiera puede adivinar que el águila representa a MORONA y la serpiente al PUN.

No pasarán muchos días antes de que veamos en los espectaculares de las principales vialidades de la ciudad los anuncios en comento.

La sierpe ha sido desde tiempos inmemoriales un símbolo de maldad y discordia.

Por ejemplo, en la Biblia se dice que Dios puso enemistad entre la mujer y la serpiente, por eso en la actualidad, cada vez que una fémina ve a un reptil, huye de él o busca la manera de acabarlo.

En el Jardín del Edén, después de que Dios ordenó a Adán y Eva que no comieran del fruto prohibido, fue el diablo, encarnado en una serpiente, la que convenció a Eva para que cortara la fruta y la comieran ambos, ya que con ello obtendrían el conocimiento de lo bueno y lo malo.

Es el símbolo de Escolapio, padre de la medicina, quien a su vez lo adoptó del caduceo del dios griego Hermes.

En el juego mexicano de “Serpientes y Escaleras”, cuando uno de los jugadores tira los dados y le toca una casilla con la escalera, sube a un nivel superior, en tanto que si le toca la cola de la serpiente, cae hacia niveles inferiores.

La serpiente que se come su propia cola es símbolo del infinito.

En el México antiguo, Quetzalcóatl, la “serpiente emplumada”, era un dios pacifista y bondadoso, que cierto día se fue en una embarcación con rumbo al este, prometiendo regresar.

Por eso, cuando los españoles llegaron a Veracruz en sus casas flotantes, los aztecas pensaron que se trataba de Quetzalcóatl, que había regresado para reclamar su reino, y les fue como en feria.

El mito de la serpiente y su enemistad con la mujer llega a los tiempos actuales con producciones cinematográficas como “Anaconda” (Estrenada en 1997. Dirigida por Luis Llosa. Protagonistas: Jennifer López, Ice Cube, John Voigh, Eric Stoltz, Jonathan Hyde y Owen Wilson).

Una expedición de documentalistas norteamericanos se internan en el río Amazonas para realizar un trabajo sobre la misteriosa tribu Shirishama, a petición de National Geographic.

En el transcurso de su recorrido se encuentran con una serpiente gigantesca que los va matando uno a uno, hasta que solo queda Jennifer López, quien logra aniquilar al ofidio ella solita.

Como ven, Axel se documentó muy bien antes de imbuir el mensaje en los panorámicos que promocionarán a MORONA durante la campaña política que se acerca.

Quien tenga duda de cualquiera de los temas abordados en este panegírico, puede consultar los hipervínculos marcados con tipografía azul, dando doble clic.

Termino mi colaboración de hoy con el refrán estilo Pegaso: “Analgésicos elevaciones naturales de terreno, reptiles depredadores moteados, aves trinantes”.  (Calmantes montes, alicantes pintos, pájaros cantantes).

Compartir en Redes Sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: