Dirección General: Jesús Rivera Zúñiga

Columnista Invitado

Por Oscar Aldrete y García

Ha sido público el estilo personal de gobernar (parafraseando a don Daniel cossio Villegas ), del presidente López obrador. Invoca a Francisco indalecio Madero (SUFRAGIO EFECTIVO NO REELECCIÓN ), y, al liberal oaxaqueño Benito Juárez García, (PARA LOS AMIGOS, JUSTICIA Y GRACIA; PARA LOS ENEMIGOS, LA LEY A SECAS). Con frecuencia desmedida.

La tentación de un intento reelecciónista (para eso se requiere de modificar la constitucion Federal), parece estar cancelada, digamos que, ahí reivindica la filosofía histórica maderista.

En cuanto al apotegma juarista antes citado, le da cumplimiento cabal con una reveladora plenitud. A sus amigos como Carlos Romero deschamps, supuesto ex dirigente petrolero, le otorga la gracia y tolerancia de la justicia, lo trata con algodones, con marcada delicadeza, le ordena a su subordinado octavio Romero Oropeza, director general de pemex. le otorge el privilegio de la jubilación, sin el Menor interés, ni voluntad política, para atacar la abominable corrupción que significa este singular personaje para el régimen político mexicano. Honrando a pie juntillas la frase antiquísima del indigena oaxaqueño.

Emilio lozoya, el general Cienfuegos, dos grandes referentes de la protección López obradorista, es un símil irrefutable entre la expresión juarista y la manera parcial conque aplica la ley, el gobierno López obradorista.

Se está viviendo un momento de degradación del régimen político mexicano, donde predomina la simulación, el proteccionismo a delincuentes confesos, como los antes citados, donde el botin electoral es prioridad de prioridades, donde la entrega de programas de bienestar social, asistencialistas, son usados arrajatabla para lucrar electoralmente, donde se ataca a los adversarios o rivales políticos de manera parcial. Con toda la fuerza de un estado totalitario, donde impera la sin razón y la bárbarie.

El modelo y los vicios del viejo partido del estado mexicano (PRI), vuelven por sus fueros,
El presidencialismo absolutista, dominante, característico de ejercicios del poder despóticos, y golpistas, está más vivo que nunca…

Esa es la narrativa que impera en el país y la radiografia que de el se tiene. Alejado de los fanatismos y servidumbres, que nublan el sentido comun de un sector de mexicanos…

Compartir en Redes Sociales

Deja una respuesta