miércoles, enero 19Dirección General Jesús Rivera

Lluvia de llamadas de extorsión a periodistas

Por Jesús Rivera

En los últimos días, periodistas de la localidad han denunciado mediante las redes sociales llamadas de extorsión por parte de sujetos desconocidos que dicen pertenecer a alguna célula del crimen organizado.

Lo hacen conociendo el nombre de la persona, sus familiares, domicilios y cuánto obtienen por convenios con el Gobierno del Estado o el Municipio.

Utilizan todo tipo de recursos. En ocasiones han llamado para solicitar publicidad en los portales informativos para después decir que tienen que dar cierta cantidad de dinero, de lo contrario, sus familiares sufrirán las consecuencias.

Algunas personas que conocen del tema recomiendan que se haga caso omiso de estas llamadas, en especial, no contestar a números desconocidos o colgar de manera inmediata.

También hay quienes hablaron a las oficinas de la Policía Cibernética de la Secretaría de Seguridad Pública Federal para denunciar los hechos.

Incluso la Comisión Nacional de los Derechos Humanos cuenta con un programa de protección a periodistas.

Al enterarse de esta serie de intentos de extorsión, un vocero de la Procuraduría General de Justicia del Estado mencionó que el número 8993346329 ya es investigado por el área contra el secuestro y la extorsión, misma que recomienda bloquearlo y en su caso, interponer denuncia.

“Me dicen que es un número reportado como extorsivo-señala la fuente-, lo tienen ubicado fuera del Estado. Por lo que con bloquearlo deberá ser suficiente”.

Otras recomendaciones, cuando se recibe una llamada amenazante son: desconfiar, mantener la calma, bloquear el número y denunciarlo.

En ocasiones anteriores se demostró con hechos que la mayoría de las llamadas de extorsión provienen de los centros penitenciarios, donde es fácil introducir un teléfono celular o varios chips que se compran en las tiendas de conveniencia sin ningún tipo de requisito.

Los delincuentes que operan de ese modo suelen obtener los números telefónicos de contactos externos, o bien, de los periódicos.

Un periodista mencionó que las cantidades que los extorsionadores mencionan como ingresos por venta de publicidad, los obtienen de las listas que algunos “compañeros de gremio” difunden en los medios de comunicación como una forma de presión a las autoridades para que se les incluya como proveedores.

Al menos una docena de reporteros y periodistas recibieron llamadas de extorsión entre ayer y hoy.

 

Compartir en Redes Sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: