Dirección General: Jesús Rivera Zúñiga

Investigación Especial

Lic. Alberto González Káram

• Resultados de Cuenta Corriente de la Balanza de Pagos con superávit de 22 mil 332.3 millones de dólares y balanza comercial no petrolera 106 mil 605.12 millones de dólares

• Contribuye con alcanzar Ahorro Nacional Bruto (ANB) suficiente para financiar la Formación Bruta de Capital (FBK) sin necesidad de solicitar financiamiento externo 2021

Los expertos, especialistas, investigadores y estudiosos de la Economía Internacional se muestran sorprendidos por los resultados obtenidos de la Cuenta Corriente de la Balanza de Pagos que alcanzaron un superávit de 22 mil 332.3 millones de dólares durante la Pandemia del Coronavirus (COVID-19) en México, siendo el más cuantioso que se tiene registro desde el siglo pasado, demostrando y comprobando plenamente que el ahorro interno o Ahorro Nacional Bruto (ANB) es suficiente para financiar la Formación Bruta de Capital (FBK) sin necesidad de solicitar financiamiento externo.

El considerable incremento del saldo de la Cuenta Corriente de la Balanza de Pagos fue resultado de la importante ampliación del superávit de la balanza de mercancías no petroleras y la reducción del déficit de la balanza comercial petrolera, así como del dinamismo mostrado en los ingresos por remesas familiares.

La valoración económica del comercio exterior por 1 billón 904 mil 047.58 millones de dólares es producto del valor de las exportaciones por 985 mil 820.00 millones de dólares y 918 mil 227.58 millones de dólares de importaciones.

Los resultados positivos en la Cuenta Corriente de la Balanza de Pago se derivan de la combinación de un superávit en la balanza comercial no petrolera por 106 mil 605.12 millones de dólares, superávit en la de ingreso primario por 97 mil 575.0 millones de dólares y superávit en la balanza de ingreso secundario por 77 mil 785.8 millones de dólares.

La Balanza de la Cuenta Corriente registró un saldo deficitario de -73 mil 487.5 millones de dólares y -220 mil 147.0 millones de dólares en la Balanza de la Cuenta Financiera durante la administración pública de Felipe Calderón Hinojosa.

En el pasado sexenio de Enrique Peña Nieto se heredó un cuantioso saldo deficitario en la Balanza de la Cuenta Corriente de -158 mil 327.2 millones de dólares y -229 mil 267.9 millones de dólares en la Balanza de la Cuenta Financiera.

El identificar los problemas estructurales de la economía heredados que se encontraban plenamente asociados con el bajo crecimiento, profundos desequilibrios del sector externo, sobreendeudamiento y sistémico déficit de la balanza de la cuenta corriente, dieron como resultado en el pasado una alta dependencia económica de México.

La falta de adecuadas políticas y aplicación de modelos de corrección de los profundos desequilibrios en la balanza de pagos dieron origen a las cuantiosas pérdidas en la economía mexicana, debido que las anteriores autoridades federales actuaron en forma inadecuada, incorrecta, ineficiente e ineficaz ante la falta de aplicación del Modelo Económico Harrod.

Roy Forbes Harrod (Norfolk, 13 de febrero de 1900 – 8 de marzo de 1978) fue un economista inglés que estudió historia y filosofía en la Universidad de Oxford, donde ejerció su labor profesional de Economía en la Universidad de Cambridge y conoció a John Maynard Keynes, a quien tuvo un profundo respeto intelectual, siendo uno de los primeros en tener acceso a su versión preliminar y aportando la única gráfica que hay en la Teoría General del Capital de Keynes, lo que le llevó a escribir en 1951 “Life of John Maynard Keynes”, permitiéndole participar en la vida política inglesa como asesor de Winston Churchill durante la II Guerra Mundial y luego del primer ministro Harold Macmillan, entre 1957 y1963.

El reconocimiento de Harrod como uno de los grandes economistas del siglo XX se debe a sus aportes a las teorías del análisis dinámico y comercio internacional, en los que se ha reconocido el carácter pionero de su trabajo, particularmente de sus escritos “An Essay in Dynamic Theory” (1939) y “Second Essay in Dynamic Theory” (1960) aparecidos en el Economic Journal y su libro “Economic Dynamics” (1973).

El famoso Modelo de Harrod-Domar amplía las ideas de Keynes, a través de la macroeconomía dinámica, es decir, el análisis de las fuerzas determinantes de las tasas de aumento de las principales categorías de la demanda de bienes de capital y exportaciones, entre otros.

En cuanto a su principal aportación publicada en 1933 como “International Economics”, presentó un enfoque original del tema, en particular al introducir una nueva visión sobre la interrelación del balance comercial y el nivel de ingreso nacional, mismo que basado en el trabajo de Kahn, Harrod introdujo el concepto del multiplicador del comercio exterior y concluyó que el incremento de las exportaciones conduce a un aumento del ingreso nacional en términos reales tal que permite que las importaciones inducidas aumenten lo suficiente para restablecer el balance comercial inicial.

La extensión del modelo del multiplicador de Harrod tiene su expositor principal en Kaldor, y posteriormente en Anthony P. Thirlwall y los economistas Nuraldin Hussein y John McCombie, quienes han desarrollado el Modelo de Equilibrio de la Balanza de Pagos.

La Ley de Thirlwall establece que mantener el equilibrio de la balanza de pagos de la cuenta corriente en el largo plazo y continuar con el tipo de cambio real constante, resultará un mayor crecimiento económico de un país que depende de la relación entre el incremento de las exportaciones y la elasticidad ingreso de la demanda de importaciones.

El Modelo de Equilibrio de la Balanza de Pagos de la Cuenta Corriente de Thirlwall o Ley de Thirlwall se basa en denominado Multiplicador del Comercio Exterior de Harrod.

La rentabilidad del comercio exterior se demuestra y comprueba plenamente al obtener un valor económico que ascendió a 1 billón 904 mil 047.58 millones de dólares equivalente a 2 mil 404.10 millones de dólares diarios en la presente administración pública federal, resultando el mayor saldo superavitario acumulado en la historia por 106 mil 605.12 millones de dólares en la balanza comercial no petrolera, producto del efecto multiplicador de cada 6.68 pesos del Impuesto General de Importaciones (IGI) que generaron 93.32 pesos de impuestos y derechos tributarios federales, lo cual es contrario al cuantioso déficit comercial no petrolero en la administración de Peña-Nieto, mismas que ascendieron a un récord histórico de pérdida económica por -247 mil 318.08 millones de dólares en el período 2012-2018.

Las estrategias que lograron incrementar la eficiencia y eficacia del comercio exterior al obtener una calificación aprobatoria ininterrumpidamente durante 26 meses de la actual administración pública federal, son las siguientes:

La primera estrategia consistió en la aplicación del Programa de la Zona Libre de la Frontera Norte, al reducir del 16 al 8 por ciento el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y del 30 al 20 por ciento el Impuesto Sobre la Renta (ISR), la homologación de precios y tarifas de gasolinas, diésel y tarifas eléctricas, duplicar salario mínimo, autorizar los Planes de Desarrollo y establecimiento de la Zona Libre que comprende 43 Municipios en 6 Estados Fronterizos colindantes con Estados Unidos de América, misma que será ampliada por 4 años más para el período comprendido del pasado 1º. de enero del 2021 hasta el 31 de diciembre del 2024.

En la segunda estrategia para obtener el mayor saldo superavitario acumulado en la historia del comercio exterior por 106 mil 605.12 millones de dólares en la balanza comercial no petrolera, consistió en ampliar la base de importadores y exportadores de 106 mil 541 contribuyentes a 146 mil 966 activos al cierre del 31 de diciembre del 2020, logrando mejorar la confianza en la actual administración pública federal de 40 mil 425 nuevos contribuyentes a la base del padrón nacional con una ampliación de dos dígitos 37.94 por ciento.

La tercera estrategia consistió en el fortalecimiento de la Dirección General de Aduanas (DGA) que alcanzó una recaudación por 129 mil 006.19 millones de pesos de impuestos a las importaciones para contribuir en aumentar la eficiencia y eficacia de la recaudación tributaria federal, resultando el mayor ingreso público tributario en la historia de 11 billones 183 mil 898.7 millones pesos, obteniendo la actual administración pública federal una calificación aprobatoria en eficiencia y eficacia recaudatoria federal al cierre del mes de enero del 2021.

En la cuarta estrategia se obtienen los resultados de importaciones totales acumuladas al concentrar 79.1 por ciento en bienes intermedios que permitirán incrementar la producción, ensamble y maquila para satisfacer, fortalecer las cadenas de suministro y ampliar el mercado de las exportaciones mundiales en 2021, debido que 12.1 por ciento son de bienes de consumo en el mercado interno y 8.8 por ciento de bienes de capital.

Los resultados del Tratado Comercial México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) y de la Declaración Conjunta México-Estados Unidos de acuerdo con mis prospectivas, permitirán la obtención de ingresos públicos federales con un efecto multiplicador de 3 billones 042 mil 312.30 millones de pesos en 2021, 4 billones 056 mil 416.36 millones de pesos en 2022, 5 billones 070 mil 520.45 millones de pesos en 2023 y 6 billones 084 mil 624.54 millones de pesos en 2024, convirtiéndose el comercio exterior en la primera fuente de generación de ingresos federales en la presente administración pública federal y la principal salvación de la economía mexicana.

Los Sectores Industriales Estratégicos que requieren mayores inversiones, ampliar las cadenas de suministro y diversificar su comercio exterior, son principalmente los siguientes: Fabricación de productos farmacéuticos y vacunas; Fabricación de partes para vehículos automotores; Fabricación de equipo de comunicación; Fabricación de equipo no electrónico y material desechable de uso médico, dental y para laboratorio, así como artículos oftálmicos; Fabricación de instrumentos de medición, control, navegación, y equipo médico electrónico; Fabricación de automóviles y camiones; Fabricación de equipo de audio y de video; Fabricación de otros equipos y accesorios eléctricos; Fabricación de accesorios de iluminación; Fabricación de equipo de generación y distribución de energía eléctrica; Fabricación de aparatos eléctricos de uso doméstico; y Fabricación y reproducción de medios magnéticos y ópticos, mismos que representan las áreas de oportunidad para nuevas inversiones nacionales y extranjeras de los establecimientos de la Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación.

Las nuevas oportunidades que serán impulsadas por su alta demanda y rentabilidad en el comercio exterior se relacionan con los productos farmacéuticos y vacunas, equipos y dispositivos médicos, sustancias químicas, equipamiento e instrumentos energéticos, productos cosméticos, tecnología de la información y comunicación.

En la actual administración federal se logró reposicionar a México en la 10º. Potencia Mundial con relación al valor económico actualizado de las exportaciones por parte de la Organización Mundial de Comercio (OMC), cuya prospectiva continuará ampliándose al convertirse el comercio exterior en la principal fuente de ingresos tributarios directos que se fortalecen con motivo de las múltiples ventajas comparativas, competitivas, estratégicas, geográficas, reapertura de cadenas de suministro y reactivación económica y social que contribuye con el Tratado Comercial México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) al incrementar el volumen y valor de las exportaciones, así como continuar aumentando el saldo superavitario para superar a Reino Unido, Italia y Francia al consolidar el mercado de mayor volumen y valor económico a nivel mundial para el cierre del 31 de diciembre del 2021.

Compartir en Redes Sociales

100 Comments

Deja una respuesta